TICKETS

A Marina Rubinstein le encanta ser DJ. Cuando está en la cabina pinchando su estimulante combinación de acid hipnótico, rave de los 90 y techno vibrante, su mente se encuentra en la pista de baile. Al fin y al cabo, fue precisamente en la pista de baile cuando esta artista nacida en Rusia y criada en Israel, se enamoró del techno. Mucho antes de que empezara a pinchar y acogiera el apodo de Dra. Rubinstein, ya se auto-declaraba como una "auténtica raver" en Tel Aviv. Fue durante esas largas noches de fiesta cuando encontró en el baile su forma de meditación particular. Es su espíritu aventurero y su amor descarado por todas las cosas ácidas, lo que realmente le distinguen como DJ. Ahora con sede en Berlín, se ha convertido en una habitual en los clubes de allí. Su talento le ha llevado a recorrer Europa y el mundo para girar junto a los más grandes nombres del techno.